ae.i.ou selecionado por Instituto de Cultura para “Arte en el medio: 35 años de fotografía en PR”

El 15 de septiembre 2011 se inauguró en las salas del Antiguo Arsenal de la Puntilla la muestra nacional de arte 2011 del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Por primera vez, esta importante muestra de arte se dedica al medio de la fotografía y su quehacer. Arte en el medio: 35 años de fotografía en Puerto Rico, además de reunir unas 130 obras de 70 artistas, representa una exposición clave que revela la imperiosa y trasnochada necesidad de que más investigadores se unan al esfuerzo de estudiar y publicar en torno al quehacer fotográfico en el país.

Las piezas de ae.i.ou — “Saqueado” y “Contaminado” –  fueron seleccionadas por el Instituto de Cultura de PR para la exhibición
“Arte en el medio: 35 años de fotografía en Puerto Rico”.

La directora del ICP, Mercedes Gómez Marrero, dijo que “esta exposición les permitirá hacer un recorrido a lo largo de 35 años de fotografía artística en Puerto Rico. Podrán apreciar la visión, la estética, la experimentación y también el compromiso estético y político de los fotógrafos que se han dedicado a este arte”.  Arte en el medio: 35 años de fotografia en Puerto Rico es una exhibición panorámica donde a través de unas 130 obras se explora el desarrollo de la fotografía artística en nuestra isla y como estas se han dedicado a romper esquemas.

Fragmento de articulo publicado en El Cruce:

Desde el ensayo curatorial hasta la selección de las piezas, Arte en el medio arroja a la luz algunas de las discusiones y polémicas que han girado en torno a la fotografía, demuestra la diversidad en sus prácticas, sus temáticas y su valorización en Puerto Rico. Mucho más, la muestra deja en evidencia lo mucho que queda por hacer, no sólo para insertar a la fotografía dentro de la historia del arte nacional sino también para construir una historia inclusiva que responda a su propia diversidad y particularidad como arte plástico independiente.

Tres salas fueron destinadas a la exhibición de la muestra cuya curaduría se realizó desde una perspectiva histórica, lineal y progresiva. Tras pasar por las salas con la dificultad que la ley 7 legó en la cuestión pública[1] aquellos que visitan la exhibición reciben un choque tangible que plantea enormes vacíos en lugar de transiciones.

Esta muestra, que a la vez propone, sugiere y hasta evidencia la existencia de varias generaciones de artistas alrededor del quehacer fotográfico en Puerto Rico, presenta entre ellas profundas desconexiones y rupturas históricas, temáticas y hasta metodológicas. Posiblemente este vacío de transiciones tiene su origen en la falta de múltiples investigaciones, publicaciones, análisis y discusiones previas en torno a la historia de la fotografía en el país que nutrieran la investigación de la curadora. Posiblemente también, esta debilidad tiene su origen en el enfoque curatorial.

A nuestro entender, la organización lineal, cronológica y temática de la muestra, la intención de validar el medio dentro de la labor artística y el interés de insertar la muestra dentro de la historia del arte nacional, no permitió a la Dra. Mercedes Trelles establecer y plantear claramente y desde un principio su predilección por la fotografía como ejercicio dentro del arte conceptual sobre la práctica fotográfica que responde a otras escuelas.

Leave a Reply